viernes, 29 de julio de 2011

No ignoreis las maquinaciones del enemigo 2 Cor 2:11

Recuerdo haber visto hace años una serie llamada "Death Note" una serie de suspenso y misterio, en dicha serie se enfrentaban 2 "genios" uno asesino y el otro policía (buscaré un resumen por ahí para ahorrarme el trabajo xD).
Wikipedia: La historia se centra en Light Yagami, un estudiante de preparatoria que encuentra un cuaderno sobrenatural llamado «Death Note», el cual es capaz de matar personas si se escriben los nombres de éstas en él mientras el portador visualiza mentalmente la cara de quien quiere asesinar. Light intenta eliminar a todos los criminales y crear un mundo donde no exista la maldad, pero sus planes serán frustrados por L, un famoso detective privado.

"L" era el nombre clave del investigador, y por supuesto no sabía si Light era de verdad el asesino, pero le tendió una trampa, al conocerlo le dijo que su nombre era el de un artista conocido, llamémoslo Guillermo Dávila (el ídolo de una generación xD generación adúltera e idólatra!xD), la trampa consistía en que cuando Light escribiera ese nombre en su cuaderno para asesinar a "L" tenía que pensar en la cara de "L" pero conciente o inconcientemente también pensaría en el Guillermo Dávila que canta "mamita! ábreme la puerta!" (xD) así que si Guillermo Dávila moría "L" corroboraba que Light era el asesino.

Bueno resulta que el diablo (que el Señor lo reprenda en todas sus artimañas!) también hace maquinaciones parecidas, pone en nuestra cultura (social o sociovirtual o musical o lo que sea) palabras que en un principio podemos querer decirlas con una intención, pero que conciente o inconcientemente pensamos en LA OTRA connotación que tiene dicha expresión, y tal vez pienses "yo no pienso en otra connotación" bien por ti, pero sí podrías hacer pensar en ello a quien te escuche o lea (escribir o hablar es igual).
¿Conoces alguna frase o palabra con doble connotación de las cuales tú uses una?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada